domingo, 27 de mayo de 2018

Gorrión - Romeros de la Puebla



(Canto a mi tierra, 1986)



-  Grises son tus plumas, y gris es tu canto.
Andas las ciudades, recorres los campos.

- Tu casa es la huerta, el bosque y la teja.
Del calor y el frío tú jamás te quejas.

- Del grano en la era, gozas como el amo,
ni aventas, ni trillas y haces el verano.

- Esta libertad cuida con esmero,
que nunca en la jaula seas prisionero.

- ESTRIBILLO -
Gorrión,
que a la higuera vas, que a la higuera vas, que a la higuera vienes,
vas de rama en rama, vas de rama en rama, cuando te conviene.


Madre Rocío - Onuba



(Hola qué tal, 1988)

- Hoy he querido sentirte aun más cerca.
Me he levantado y he despejado mi mente de batallas,
y te he llamado, ven a mi lado, y te he llamado.
Y te he llamado como se llama a una madre en la distancia ilusionado,
ven a mi lado, ilusionado.

- Hoy que me he echado una siesta ¡qué mal sueño!
Llegaba mayo y las calles se encontraban tan vacías,
era tan raro, no había rocío, era tan raro.
Y he despertado sabiendo que un mes de mayo sin rocío,
no es mes de mayo que quede claro, no es mes de mayo.

- ESTRIBILLO 1ª y 2ª –
Y por el parque yo vi una paloma volar,
mi cuerpo se ha estremecido, por un momento te vi Rocío, ay Rocío.


-  Hoy la tarde me ha traído el aroma.
De los romeros, de los verdes eucaliptos y pinares, aromas nuevos,
de rociero, aromas nuevos.
Aromas nuevos y una candela de amores se ha encendido,
aquí en mi  pecho, que llevo dentro, aquí en mi pecho.

- Hoy quiero proponerte algo tan sencillo.
Vente conmigo, a conocer las arenas sin gentío y verla a Ella,
verás que bella y verla a Ella.
Y verla a Ella, ya no querrás separarte de la reja y de su vera,
es una estrella, vente a su vera.

- ESTRIBILLO 3ª y 4ª –
Y por la tarde sentí, sin poderlo contener, un extraño escalofrío,
estaba cerca de ti Rocío, ay Rocío.

Homenaje rociero - Paco Palacios el Pali



(Camino de vuelta, 1994)



- Hoy le canta el peregrino, que va por primera vez.
Que va por primera vez, sembrando por los caminos la raíces de su fe.

- Le cantan los emigrantes, que vuelven todos los años.
Que vuelven todos los años, cómo vuelven las cigüeñas al nido del campanario.

- También le canto al bueyero, que a la luz de la candela.
Que a la luz de la candela le va rindiendo el cansancio Entre la luna y la arena.

- Pero siempre cantaré, a la Virgen que más quiero.
A la Virgen que más quiero y le seguiré cantando en las marismas del cielo.

 - ESTRIBILLO -
Y a esos niños,
que vuelan de mano en mano con cara de sorprendío,
cuando le tocan el manto a mi Virgen del Rocío.