jueves, 23 de febrero de 2017

Me gusta ser rociero - Amigos de Gines



(Luces de la tierra mía, 1986)


- Soy de los que le gusta un trago de vino blanco,
y un cristal de manzanilla por la Raya caminando,
por la Raya caminando entre coplilla y coplilla.

- Que me gusta la mañana entre los verdes pinares,
y el color que coge el cielo cuando se apaga la tarde,
cuando se apaga la tarde y se encienden los luceros.

- El camino hasta el Rocío me gusta hacerlo despacio,
y refrescarme la cara en el pilón de Palacio,
en el pilón de oliendo a tomillo y jara.

- Al paso de mi hermandad me gusta ser rociero,
y soy más feliz que nadie, al lado de un carretero,
al lado de un carretero cuando se reza la salve.

- ESTRIBILLO -
Y el lunes me gusta verte salir,
y cuando te este mirando,
Rocío verte reír mientras que yo estoy llorando.

i pueblo huele a rocío - Ecos del Rocío

(Ecos del Rocío, 1988)


- Es un día diferente.
Es distinto a los demás, es un día diferente es distinto a los demás,
ya se prepara mi gente, Paloma.
Aquella gente vuelve a mi tierra volvió,
aquella vieja golondrina, el hombre viejo a la esquina,
y a mi patio el gorrión.

- Qué te pasa que no duermes.
Que no me puedo dormir,  qué te pasa que no duermes, que no me puedo dormir,
si duermo que me despierten, Paloma.
Los pajarillos dejan su nío, volvió
la roja amapola en el trigo aquel beso del postigo y la cigüeña al torreón.

- Por qué viene tanta gente.
Para rezar a tus pies, por qué viene tanta gente, para rezar a tus pies,
para mirarte de frente, Paloma.
La primavera viste a los campos, volvió
la mariposa a la pradera vuelve el mosquito a la vera y la abeja vuelve a la flor.

- No me salen las palabras.
Sólo quiero caminar, no me salen las palabras, sólo quiero caminar,
para verte cara a cara, Paloma.
Dulce mañana, vuelve la hora, volvió
la luz de Ella a mi destino mis esperanzas al camino y a sus plantas va mi amor.

- ESTRIBILLO -
Mi pueblo huele a Rocío,
huele a carreta y marisma en flor,
anda métete el vestío, amárrate el pañuelo nos vemos en el río,
búscame Rocío donde haya un tambor.


Ya suenan cohetes - Romeros de la Puebla



(Rocío, 1985)


- Cantó, el tambor y la flauta, estaban alzando a Dios,
el Pastor a los romeros nos iba diciendo adiós.

- El sol doraba en la calle los claveles y el romero,
los frontiles de los bueyes y el rostro de los boyeros.

- Las carretas llevan cante y le hacen son una fuente,
¡viva esa Blanca Paloma!, ¡ole el rocío y mi gente!

- En la carreta de plata el "simpecao" divino,
me santigüé bajo el cielo pa comenzar el camino.

- ESTRIBILLO -
Ya suenan cohetes,
me monto a caballo,
me pongo el sombrero,
me tiemblan las carnes,
¡me voy de romero!

No le tengo envidia a nadie - Marismeños



(Por las arena, 1986)

- No le tengo envidia a nadie aunque el dinero le sobre,
peregrino y andaluz yo jamás me siento pobre.

- No le tengo envidia a nadie, de mi tierra el mejor vino,
el mejor de los fandangos con mi gente en el camino.

- No le tengo envidia a nadie, salto la reja el primero,
y entre vivas y promesas mi corazón rociero.

- No le tengo envidia a nadie, en las marismas mi cielo,
en la ermita está mi gloria y en la Virgen mi consuelo.

- ESTRIBILLO -
Y además tengo la suerte,
de empaparme la camisa
entre arenas y varales,
almonteño y rociero,
¿pa qué quiero más caudales?